29 jun. 2012

Pequeños mundos


Hoy recorremos la habitación de Boris, con lo que tiene, y con lo que aún creo que le falta. 
Es el lugar más lindo de la casa, quizás porque en él descansa el bebé más hermoso del mundo... 




... a la cama

La habitación esta pensada como un lugar para dormir, pero también para despertarse. Pensamos en la luz, en los colores, y en la comodidad. Elegimos un piso alisado, porque es económico, muy fácil de limpiar, y porque puede reemplazarse en el futuro por cualquier otro sin problemas. 

La cuna es una de esas famosas "cunas funcionales". Yo la compré por Mercado Libre (a un fabricante que se llama TGTeam) a un precio mucho más razonable que los que hay en las casas de cosas para bebés, y estoy muy conforme. Tiene baúl,  tres cajones y una cama "marinera" en la parte inferior. Las barandas son deslizables y funcionan bien. El colchón es de la línea Ratón Perez de Suavestar


Las sábanas son una preciosura de Cannon Kids que le regaló la abuela Adriana y el acolchadito (este de estrellas y otro más son de la línea Mica de Falabella). La chichonera es de mis amigos de KOM y el conejo (nuestro querido Iñaqui) viajó desde Paperchase, una de las tiendas de pequeños y económicos diseños que más me gustó de Londres (después de MUJI, claro*). 




En la cabecera de la cuna  descansa una preciosa oveja patagónica hecha con lana natural. Es de ARBOL (una tienda muuuy tradicional de tejidos y ropa de invierno + productos regionales de Bariloche)  que nos la regaló Laura, una abuela postiza de Boris.

  ... cambiarse










El cambiador es siempre el lugar más desordenado. Para intentar combatir ese defecto, compre unos canastos plásticos de colores que contienen pañales, cremitas y demás. Mucho mucho, no ayudan... pero quedan lindos. 
Para el algodón, tenemos colgada de una de las barandas, una gallina de PLA! que nos quedó muy cómoda (se ve en la anteúltima foto) y que se vende por todos lados para guardar bolsas.  


  ... a jugar 


En la habitación de Boris no están los juguetes (tiene un rincón de juegos en el living de casa, donde estamos casi todo el día, y otro pequeño en nuestro escritorio - para acompañar a mamá y papá cuando trabajan -ya podremos mostrarlos en un nuevo post-). Sin embargo hay una pequeña bibliotequita que tiene una luz y algunas cosas más...





La biblioteca es blanca, porque la idea era no cargar mucho el lugar... pero finalmente se fue llenando de cosas. Por ahora tiene junto a la luz dos hermosos juguetes del diseñador brasileño Chico Bicalho (un  Critter Wind Up y un Oahaca), una parte de nuestra colección de libros de Mr. Men and Little Miss y las instrucciones sobre padres (un día las voy a transcribir!) que le mandó nuestra amiga Heike a Boris cuando nació. 
En la otra punta hay una colección de taxis hermosa  (aún en su caja) que regaló el tío Gastón, está MU! el muñeco que cosió a mano mitocondria. para su sobrino, y un cuadro del artista argentino Milo Lockett



... todo junto es más o menos así 





El moisés nos sirve para guardar un montón de muñecos (como un perro de mi infancia, la jirafa y la pata ISI de Sopa de Principe , una mara de KOM... y tanto más) que van y vienen por la casa, pero que descansan en él. 
Eso por ahora... porque el moisés está por emprender su viaje a casa de los tíos Juan Cruz y Lucía que están en la más linda de las esperas!


... ah! Aún quiero... 


Sólo faltan (creo) tres cosas para esta habitación: el móvil de monstruos de Nerdkat que me encanta y estoy por comprar, el estante "Cloud" de Chapa Objetos y hacer enmarcar una reproducción de The Snail, de Matisse que está pensada para esta habitación desde su prehistoria. Ahí creo que podríamos dar por "terminada" la obra... al menos por ahora, claro!





pajara. 




* Si no conocen MUJI  vean esto...