5 ago. 2012

Transeúnte




zas.

1. onomat. U. para imitar el sonido que hace un golpe, o el golpe mismo. U. t. repetida.




Tengo un amigo que no tiene Facebook. Y un hermano también.
Todos los amigos imaginarios de mi mami
están en algo que se llama "Facebook"
No quieren y no quieren y no quieren. Y yo opino que, si bien se ahorran de perder el tiempo que se pierde paseando por la red, se pierden de otras muchas cosas que puede aportar el asunto.
En contra de los discursos tremendistas y conservadores, repletos de prejuicios y las amenazas sobre deformación de las relaciones y la comunicación, tiendo a creer que unx se comporta en esa red social, más o menos como se comporta en la vida con el resto del planeta. Exacerba o disimula, puede ser, algún que otro rasgo particular... pero unx sigue siendo quien es y sigue siendo lo que hace, así que -creo- no hay que temerle al asunto. De hecho, si bien se puede conocer gente nueva (en el término más superficial de la palabra), nos relacionamos finalmente a través de intereses comunes y las relaciones de la vida virtual siguen sustentadas en las relaciones de la vida real. 
Ya he hablado algo de redes en el post de Pinterest, y confesé que no es "relajado" mi paseo por la red de redes... me encuentro algo reticente, no chateo y no suelo tener por contacto a gente desconocida, interactúo poco y, a veces, lo siento algo invasivo. O dicho de otro modo, soy algo facebookpasiva.
 


Pese a esto, creo que una ventaja de este medio es la oportunidad de conocer otras cosas, además de su "instantaneabilidad" en cuanto a la presentación de hechos y noticias, y la siempre conveniente difusión de la agenda artística local. Ah, ese amigo que se niega al Facebook me pasó esta nota de la Revista Orsai: La conversación de dos amigos sobre las ventajas de las redes sociales para el "levantar minas".  Tiene un buen cierre y algunas partes del artículo me resultaron graciosas (pero no por eso, menos machistas). Tras la combinación de tecnología y sexismo, me vino a la mente esta imagen que encontré en la otra red, la de las fotos.

Volviendo a eso de conocer otras cosas -y limitándome al mundo musical- por ese medio descubrí a los fantásticos Pomplamoose que suenan y suenan y suenan en mi mp3 y que merecen ¡y tendrán! su propio post en este bloc. Hoy, simplemente y como quien hace un poquito más de lobbyporlascosasquemegustan, vengo a presentarles a Zaz.


Un sonido llamativo. Un contrabajo para curiosear. Algo de una voz a la que le cuesta llegar, pero no...

Zaz tiene al francés como color primario, pero lo mezcla a veces con el inglés, el italiano o el español, revelando siempre delicias. Vale la pena escucharla, por ejemplo, en esta preciosa versión de Piensa en mi.

Les dejo la primer canción que oí del primer video que vi.
Pero qué bien! Otra niña que vale la pena oir.






mitocondria.