21 mar. 2013

Fin del debate o Linzer Torte

Fue intenso el debate por muchos años. 
Yo, criada en Bariloche, sostuve siempre que la pastafrola de dulce de frambuesa era "la" pastafrola. Alguna gente a mi alrededor, incluso bajo mi mismo techo, sostuvo paralelamente que no existe la pastafrola de otra cosa que no sea membrillo. Con dulce de leche, con dulce de frambuesa, con otros dulces, es otra cosa.
Silvestres dogmáticos: ¡atención! aquí terminó el debate.






















Sucede que hace unas semanas Adriana* nos trajo de regalo un dulce de frambuesa (pues siempre trae algo, hongos secos, salmón ahumado en aceite, salamín de jabalí, chocolates, dulces y otros placenteros etcéteras) y el debate volvió a picar en rojo.  ¿A quién se lo trajo? ¿A todos? Si es a todos ¿no puede ser destinado a una torta frola? ¿Es una "pérdida", un despropósito? ¿Que no existe la pastafrola de dulce de frambuesa...? Que... 

voy a wikipedia! 


La verdad está en Wikipedia, como el Papa** está en el Vaticano y en el cielo están las estrellas, todo el mundo sabe eso.
Y en este caso, la wikipedia y el mundo coinciden en que "se conoce como pastafrola o pasta frola a una tarta artesanal típica de las gastronomías argentina, paraguaya y uruguaya (...) Hay versiones que indican que es de origen italiano, aunque también se dice que es la versión criolla de la Linzer Torte, una tarta similar que se halla en las pastelerías suizas pero está rellena de dulce de frambuesa y su masa suele tener especias..." (negritas nuestras, queridos/as lectores)


No hace falta más, así fue que hice una breve búsqueda de recetas (para no hacer Pastafrola de frambuesa sino linzer torte) y terminé optando, con ligeras modificaciones, por ésta. La comparto, porque además de dejar en el olvido con candado hasta el infinito punto rojo un desagradable desacuerdo familiar, es una muy buena receta para estos días en los que empieza el otoño. 


Ingredientes

1 1/2 tazas de harina
1/4 cucharadita de canela en polvo
1/8 cucharadita de clavo de olor molido
1/4 cucharadita de sal
1 limón
1 taza de almendras enteras
1 taza de azúcar 
1/4 taza de manteca (yo usé unos 100 gramos)
3 yemas de huevo grandes
1 1/2 tazas de dulce de frambuesa :) 
1 cucharada de leche entera


Hay que tamizar todos los ingredientes secos (- el azúcar). 
Rallar un limón y separarlo, procesar las almendras, batir en batidora eléctrica la manteca con el azúcar,  incorporar las almendras y 2 yemas de huevo. 
Dicen que después hay que reducir la velocidad de la batidora, agregar los ingredientes secos y batir hasta que se mezclen. Tomar un tercio de la masa, envolver en plástico y reservar en la heladera. Y actuar como si fuera una pastrafrola... tiritas pintadas con la tercer yema incluídas.



* Para distraídos/as Adriana es mi mamá, y casualmente también la de mitocondria.
**  Sobre el Papa no vamos a hablar, mantenemos nuestra atea indiferencia ante el cambio reciente de la institución donde ahora ser Papa es un trabajo al que se puede renunciar por cansancio, y te puede reemplazar un argentino. Llamó sí un poco la atención de las redactoras de este blog cuando se prendió  al final del camino el cartel luminoso que decía "Se remata institución medieval".