21 ene. 2013

Oiga, muchacha


fémina.
(Del lat. femĭna).

1. f. mujer (‖ persona del sexo femenino).




No hay cómo resistirse.

Desbordan sensualidad.

Fémina es una banda de tres chicas (y un poco más de gente), originarias de San Martín de los Andes.

Las vi en vivo -puf! menudo acústico- en Estación Araucanía, y me sentí ante un gran hallazgo.

Primero deslumbrada y luego satisfecha de encontrarlas, estuve un rato entre orgullosa y sonriente o como absorta frente a un boleto capicúa.

Son tres mujeres, provocadoras, directas y locas.   Abiertas, contundentes y arrasadoras. Juntas brillan sin igual (y me perdí mirándolas, porque además, son lindas como el sol).


Clara Trucco, Clara Miglioli , Sofía Trucco
(fotos de Ignacio Masllorens)


Ya les había contado sobre mi absoluta incapacidad para establecer géneros musicales y este caso no es diferente. Espío otras fuentes para ver qué dicen de lo que hacen estas chicas y sugieren una mezcla de folklore; rap; funk; hiphop; fusión; experimental... todo eso y más.
Lo único que puedo decir es que, al escucharlas se encuentra cierta referencia -algo obvia, lo sé- a Ojos de Brujo y también, percibí rastros de Cerati (¿o soy yo la que últimamente encuentro a Cerati en todos lados?).


Deshice de mi es el nombre de su primer disco y de esta canción:




Llegué a escuchar el disco completo recién después de sumergirme en su acústico, y en estos días, gira y gira. Tanto suenan, que me despierto tarareando alguna canción... aunque es cierto que de a ratitos, me parece sentir ciertos espacios disonantes, como si les faltara sincronizar sus voces o se sintieran incómodas durante la grabación; algo que definitivamente no pasó en vivo, donde despliegan un encanto infalible. Es que no es sólo la combinación de sus voces, su musicalidad o su evidente carácter... desarrollan sobre el escenario un espectáculo donde imponen una estética única que te va envolviendo de forma embriagadora.
Por cierto, mi estimado Mig Ma, aportó una información que vale la pena conocer: los hermosos dibujos de los afiches son hechos por Clara Trucco, una de las féminas de esta banda y cuyas ilustraciones pueden chusmear un poco más en esta galería. Otra cosita para admirarles.





Sugiero seguirles el rastro, porque ofrecen un gran espectáculo y asombran, tanto que -incluso pese a comprar un disco- me fui con la sensación de quedar debiéndoles algo. Sean ustedes advertidos/as, pues, de los posibles efectos inmediatos y secundarios de la exposición a alguna de sus presentaciones:

Fascinación inminente; 
Conmoción coyuntural; 
Exclamación final;
  Admiración sostenida;
Loop.

Y sepan también que soy parte de un nutrido grupo de personas que se encuentra a la espera del nuevo disco y de futuras visitas musicales al noroeste argentino.

Para terminar de convencerlos/as, va otro sitio donde escucharlas y mi (por ahora) canción favorita: Mi Eje