4 feb. 2013

El Ale Nicolau


poesía.
(Del lat. poēsis, y este del gr. ποίησις).

1. f. Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa.

2. f. Cada uno de los géneros en que se dividen las obras literarias. 

3. f. Idealidad, cualidad que suscita un sentimiento hondo de belleza, manifiesta o no por medio del lenguaje.






Hace rato que quiero escribir sobre Alejandro Nicolau, pero lo vengo postergando porque siento que nunca  me alcanza, que quiero conocer más sobre el artista o saber más profundamente de qué se trata todo lo que hace. Esta vez me animo porque la falta de consistencia en mi relato podría llegar a compensarse con el deseo de escribirlo.

Resulta que anoche, en la bisagra del comienzo del año, tuve la alegría de escucharlo cantar junto a Euge Navmoran en sus Canciones para Viajar y me cuesta resistir semejante propuesta: dos músicos y una voz que navegan los sentidos. 

Me senté a escucharlo y fue como esas caricias que te cierran los ojos y -cual acto reflejo- de inmediato se sonríe tontamente. Quién hubiese dicho que unas pocas horas después, ya estuviese subido un video en internet para poder mostrarles un poquito de su encanto (gracias al responsable pues).



Si existiese, pondría un disco con sus canciones los domingos a la mañana (el único día de la semana que en casa se reemplaza por música el ruido matinal de la radio, llena de noticias y política) y volvería a escucharlo una y otra vez. Le encuentro una dulzura, o digamos mejor, una melancolía similar a la de Yann Tiersen; gran arraigo tucumano y una alegría universal.






En una de las redes sociales, elalenicolau se define como un artista polirubro, y no encontré hasta ahora una combinación de palabras mejor para definir lo que hace.

Polirubro porque empuja, dibuja y escribe en la revista tucumana Trompetas Completas y también aporta en DIXI.. Porque su mano regala breves historietas; murales; cuadros que cuesta dejar de mirar. Porque es uno de los miembros musicales de La Banda del Río Salí y porque embellece todo lo que toca, como se vió con su colaboración en el diseño escenográfico de ¿Qué soñará Corbalán?.

Es acordeonista, escenógrafo, muralista, historietista, pintor e ilustrador... Pero si yo tuviese que elegir una sola arista de su ser, diría que es poeta

Bueno, pido disculpas por la cantidad de cosas que se me escapan o por ocasionales imprecisiones... me resulta medio inabarcable la creación artística del muchacho.
¿Quieren conocerlo mejor? Aquí su blog... vean con sus propios ojos.




Iran