27 jul. 2012

Cumpleaños infantil (I)


Muy a menudo usamos en casa la frase vos harías lo que vos hacés. 
Es muy cierta en general y también en particular. 
Resulta que si las cosas no fueran como son, pienso (o pensé antes), no hubiera festejado el primer cumpleaños de mi primer hijo con un 'gran evento'.  Se me presentaban como enormes gastaderos que abrumaban a l@s niñ@s, aburrían a gran parte de las y los invitados y cementaban un tradicionalismo del que siempre huí. 

Pero el primer año de Boris es de Boris y no de un bebé "en abstracto", eso hace que más o menos cuando él tenía 5 o 6 meses empezáramos a pensar en detalles, lugares e invitad@s para compartir ese día, viéndolo más como la rama que se coloca en la parte más alta de un techo que se ha construído ladrillo por ladrillo desde el pie, que como un día disociado de todo lo demás. Un día de festejo como cuando en la obra se hace un asado. Todos saben que queda mucho por hacer y por habitar, pero algo indica un momento que merece la pausa y la alegría. Así queríamos y así fue este cumpleaños. 

Acompañando estos planes estuvo, claro, la blogósfera - gran dadora de recetas, ideas y consejos útiles  que fuimos acumulando. Y allí también estuvo siempre presente nuestra Papelera, que ha sufrido un cierto descuido producto de éste y otros proyectos, pero que era el horizonte final donde todo lo hecho y pensando sería guardado y compartido. 

Claro que para compartirlo, como para realizarlo, hay que organizarse. No puede compartirse toda la planificación de un evento en un sólo post (por eso este se acompaña con un uno, indicando que habrá más) pues sería muy largo y además se va haciendo con cierta jerarquía (que se establece entre el deseo y los usos y costumbres...). Por eso pensé contarles de lo más general a lo particular, de como fue a como se hizo

Espero que la decisión no sea la incorrecta y que tengan paciencia... pues la requiere!





¿Qué hicimos? El cumpleaños compartiendo un té con 75 adultos y 15 niñ@s de muy diversas edades en SOUKA - una casa de fiestas en La Plata que tiene pelotero, castillo inflable (castillo que nosotros resignamos para ocupar ese gran cuarto con otra cosa), sala de Play, parrilla y patio para el verano y lugar para sentarse separados grandes y chicos. Queríamos pasarla bien antes-durante-después y nos salió.  




Un dato que fue decisivo junto con la amplitud del lugar y lo adecuado del precio, es que además de preciosa SOUKA es básicamente una "casita" neutra que permite decorarla sin que te invadan gigantografías de mariposas y osos. Es un lugar de eventos, no un jardín de infantes. 














Armamos 7 mesas de unas 10 personas por mesa, y no asignamos lugares (pese a que se escucharon voces a favor de cierto autoritarismo) considerando que familia y amigos se distribuirían cómodos por el salón. Así sucedió, o al menos no fuimos notificados aún de grandes pleitos. 







En cada mesa había para empezar bebidas frescas, teteras y tazas para servirse té o café y un centro de mesa para comer que hizo furor: los muffins -  osos pandas de coco y chocolate y los buhos que hizo la tía María el mismo día del evento. 







... y armamos el lugar pensando sobre todo que la decoración transmitiera sencillamente nuestra alegría






Lo primero que hicimos cuando la fecha real se acercó fue armar un proyecto. Seguro que muchas mamás y papás lo arman en un cuaderno, en papeles sueltos o mezclados en las agendas. Nosotras como buenas exponentes de nuestra generación lo hicimos en un google docs que se podía editar y compartir y que contemplaba:

  1. Los datos del evento -- buscar y alquilar el lugar es una tarea prioritaria y que requiere mínimo 2 meses de anticipación, tan importante como hacer la lista de invitad@s... tarea que también requiere de cierto tiempo de meditación.  
  2. Planificación de la comida -- próximo post!
  3. La Torta -- requiere un post, recuerdos de la propia infancia, varias sesiones de análisis y mucha práctica.
  4. Decoración y compras-- que en nuestro caso incluyó un diseño desde las invitaciones hasta las mesas y un diseño del presupuesto y los gastos. 
  5. La fiesta -- pues hay que pensar también como compartir ese tiempo. 

Hecha la presentación.
Hasta el jueves próximo!

pajara.