6 dic. 2012

De por ahí (comidas para copiar en casa)


El fin de año y las obligaciones han atentado contra la regularidad mentada de este blog. Es que a veces lo que más nos gusta (encontrarnos) está entre las cosas más difíciles. Mucho más si en la lista hay varios trabajos atrasados que mandar, concursos, congresos, médicos y otras obligaciones!

Como no tuve tiempo de preparar las mil cosas que tengo en mente preparar para Papelera, voy a compartir algunas fotos que saqué de muy ricas cosas que comimos estos días que andamos moviéndonos. No son super fotos, pero creo que ilustran bien y pueden contagiar el entusiasmo por probar y por aprender, algo que para mí es parte del espíritu de cualquier viaje. 
¡Espero que les gusten!


Pato. Mejor, roll de pato. Lo comimos en un restorán  del barrio chino, pero por distraída no confirme que esa era la identidad del lugar... Venía una verdadera pila  en una vaporera de bambú, junto con un pato entero para desmenuzar con palitos, algunos vegetales frescos cortados en tiritas y una salsa agridulce muy rica. Similar a los wraps, pero de una masa mucho más delicada. 
¡Deliciosos! ¡Qué rico es el pato!


Hummus. Con lo que quieras, cuando quieras, en el momento del año que quieras. 
En este caso rodeando, como hacen en Hummus Bros, un estofado de carne y acompañado con una ensalada de  las más ricas, que se ve apenas en la foto, Tabouleh. Es ideal para el verano... lleva trigo burgol, tomate, mucho pero mucho - mucho perejil y  ají colorado. Unico secreto: todo debe estar picadísimo. 
Para tomar elegimos una limonada con menta y jengibre. 


Malabi. 
Para algunas cosas no hay descripciones posibles. Sólo puedo compartirles la receta que guardo hace unos años acá en Papelera. Se la pedí a un cocinero sirio el día que me enamoré de este postre.









Duraznos y pistachos. Después de comer, casi siempre salimos a buscar un postre a algún cafe / patisserie / barcito (por eso las fotos son con luz artificial... me perdonarán?). Nos hemos encontrado con maravillosas sorpresas (y con algunas grandes infamias, es cierto). Estos cuadrados de durazno y pistacho están en el primer grupo, y aún estoy pensando cómo podrían emularse... se me ocurren algunos intentos, una masa muy húmeda, con especies... habrá que probar. 



Donde dice Profiterol debe decir Mille-feuille
Mil hojas de algo como la crema pastelera (tampoco era custard...) crocante, fresco, no muy dulce. No me imagino haciéndolo (nunca hice una torta mil hojas), pero si se animan, manden fotos!



Manzana
Quienes leen Papelera saben que amamos la manzana (un poco más la roja yo, un poco más la verde .mitocondria). Esta tarta después de una larga jornada fue un milagro. 












Final. Tarta de frutas
Es fácil de hacer y creo que no se ve mucho. Está entre mis recetas preferidas (porque me gustan las tartas individuales y porque tengo que justificar el lugar que ocupan mis 12 tarteras individuales desmontables en la cocina).  
Ideal especialmente cuando llegan arándanos y frutillas.
El gran secreto para mi es que la base tenga una delgada capa de crema pastelera (no de crema!) y que la fruta sea super fresca.




... y salir a comer no es todo! 
Otra cosa que me encanta de viajar es ir al supermercado y probar cosas nuevas. Así me hice adicta a las Cherry Bakewells de Mr. Kippling y otra gran cantidad de cosas... prometo un nuevo post!