18 mar. 2010

Poder



La "caza del león" fue considerado el deporte de los reyes en la antigua Asiria, dicen que como símbolo de la obligación del rey de proteger y luchar por su pueblo.

Una descripción detallada de una de esas hazañas deportivas se encontraba en los relieves esculpidos del palacio de Nínive (en el actual norte de Irak) que perteneció al rey asirio Asurbanipal (668-631 a.C.) y ahora está en el British Museum, quizás también como símbolo del poder de la realeza.

Las escenas de caza constituyen un relato lleno de tensión y realismo, exponente del arte asirio. Representan la liberación de los leones, la persecución y el posterior asesinato.

En el detalle de la foto que saqué hoy, el rey asirio lucha contra un león. Apenas necesita sus dos firmes brazos para detenerlo.