27 ago. 2012

A falta de Creatividad, otra Tarta de Manzanas


improvisación.

1. f. Acción y efecto de improvisar.

2. f. Obra o composición improvisada.

3. f. p. us. Medra rápida, por lo común inmerecida, en la carrera o en la fortuna de alguien.






Tuve el primer paseo extra-escolar con mis alumnos, una "salida educativa" para mostrarles algunos laboratorios de las facultades de Ciencias Exactas y de Agronomía y Zootecnia de la UNT. 
Mil detalles a tener en cuenta! El seguro, el transporte, la evaluación, la vianda, las autorizaciones, esto, lo otro... Pero no me puedo quejar porque (y contra mi naturaleza) cedí el espacio de obsesiva a Covalente, mi compañero docente y amigo, que es ultra-preciso y criterioso con todo lo que sean tareas de responsabilidad y  no dejó un sólo asunto librado al azar.




Pese a que no cumplimos un solo horario del cronograma, logramos concretar la actividad, pasarla bien y devolver a los niños sanos y salvos a sus casas. Di una lucha político-gastronómica para incluir manzanas en el menú y triunfé (disputándole a la línea pro-alfajores) y aunque tuvieron éxito luego de los inmensos sánguches de jamón, queso y tomate, terminaron sobrando varios kilos que fueron a parar a la receta que hoy se escribe en este bloc.

Para qué mentir... usé mil bols, tazas, cucharas, espátulas, tablitas y platos. Ensucié todo lo que es posible ensuciar en mi cocina, incluyéndome. Y cuando terminé de armar la tarta y la metí todo al horno -tan tan cansada- quise tirarme a dormir una siesta... pero no lo hice: me resistí estoicamente para no repetir torpezas. Siempre me pongo a hacer otra cosa (siesta, libros, mails, limpieza, etc.) y dejo las cosas en el horno hasta que se me queman.
Por ejemplo, ayer, me distraje leyendo mensajes del Rufián y quemé parcialmente la Granola que estoy preparando para la llegada de Sullivan, pájara. y Boris. La vez anterior quemé brutal e irreparablemente otra tarta de manzana durante la visita de mi amigo Gustavo. Le eché la culpa a él, porque quería irse a fumar un pucho a la terraza... aunque fui yo la que la dejó en el horno. 

Volvamos a la receta que nos convoca. La tarta tiene cuatro capas: la masa, la crema, las manzanas y una cubierta tipo crumble (en inglés significa "migaja" y queda como un granulado que se esparce sobre la tarta). 

Manuscrito de una de las cuatro recetas no usadas en esta receta
Pese a mis años en el laboratorio, nunca me acuerdo de leer una receta hasta el final (para ver si tengo todo...) así que si sufren de la misma distracción que yo, les adelanto que lleva estos ingredientes: avena, harina, azúcar, almendras, leche, manteca, polvo de hornear, maicena, huevos, queso Filadelfia (u otro), esencia de vainilla y sal.

Más datos para prevenirlxs: Intenté buscar alguna receta piola en los blogs de cocina que sigo y no me convenció ninguna. Tampoco quería repetir recetas que siempre hago y quería usar un poco de avena que tenía en casa. Pensé que podría hacer una que llevaba Queso Filadelfia y compré uno por-primera-vez-en-mi-vida... (pájara y sullivan se niegan a creerme, pero es cierto). Lo había probado antes pero nunca comprado para mi casa y lamento faltar a los fanáticos diciendo que en esta receta, el Filadelfia no se luce (se puede cambiar tranquilamente por queso crema... o ricotta!). Bueno, quizás el error es que compré el light y no el tradicional... es que me ganó cobardía de cortalaconestascosasquetenéselcolesterolalto...

La cuestión es que lo mío fue una improvisación suicida, un atrevimiento sin precaución: no respeté las proporciones de ninguna receta y mezclé como cuatro recetas distintas, (pero al menos llevé un registro de lo que iba mezclando), estuve cerca de 3 horas en la cocina y me parece que quedó más para postre que para merienda. 

En fin, quedó todo muy rico, eso sí, y además disfruté mucho el rato... por suerte, la receta casi no tiene tiempos de espera y no me aburrí nada, je. Ahora sí, vamos con la receta:


Tarta inventada de manzanas, avena y canela 


El resultado,como podrán ver, fue una barbaridad, una exageración. ¡Hice dos tartas y cuatro tarteletitas! Un poco se destinó a agasajar a mis amigos Covalente, Vicky y Mariu, el resto se fue al frezzer esperando el cumpleaños de mi amiga Simona (dato: queda perfecta post-frizado). Ya sé, fue un montón! Es que tenía muchas manzanas! Si ustedes si quieren repetir a aventura, reduzcan las proporciones proporcionadamente!

Para la masa, las preparación de manzanas y la cubierta, usé 300g de avena que doré con 25g de manteca, que luego dividí en tres partes.









La masa

425g de Harina
150 g de Azúcar
2 huevos
1 taza de almendras picadas finito finito.
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de polvo de hornear
Leche (ir agregando hasta humedecer la mezcla)
Mucha Canela







Relleno cremoso



Un pote chico de Queso Filadelfia

Una cucharadita de Esencia de Vainilla
100 g de Azúcar
1 Huevo
25g de manteca
100g de la mezcla de avena y manteca
1 cucharada de maicena






Relleno de Manzanas



3 Kg de manzanas peladas y trozadas (ya sé, ya sé, es un montón)

Jengibre a gusto (yo fui audaz al pensarlo, cobarde al ponerle)
100g de la mezcla de avena y manteca
1 cucharada de Maicena
Mucha Canela








Crumble



50 g de Manteca (muy muy fría)

150 g Azúcar
150 g Avena
150 g Harina
100g de la mezcla de avena y manteca
Mucha Canela





 El resto es ir de a pasitos: Preparando la masa, reservándola. Preparando los rellenos, reservándolos. Preparando la cubierta, reservándola. Y luego estirar la masa, hacer una capa de crema, hacer una capa de manzanas, cubrir con el crumble y meter al horno 30 minutos. Y a no ser ansiosos como yo, mejor esperar que enfríe (de hecho, quedaría perfecta con un poco de helado de crema americana...)

















Este bloc debería llamarse la Papelera de las Manzanas, porque no dejamos de repetir recetas con esa fruta (y con canela, claro). Leyeron las otras? acá y acá?


 Fin!





24 ago. 2012

Mentiras abominables 3 [el plus]

remedio.
(Del lat. remedĭum).
1. m. Medio que se toma para reparar un daño o inconveniente.

2. m. Enmienda o corrección.

3. m. Recurso, auxilio o refugio.




La escena se construye con miles de matices pero es básicamente la misma.


Me detuve a pensar en esto un segundo mientras entre miles de volantes que llegaban a mis manos en la puerta de la  Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, recibí con total naturalidad un coqueto folleto rojo y un blister con dos pastillas  (las dos del mismo color, no os confundaís mis amig@s con cortes cinéfilos como los recreados aquí). En la mano: Jornada Nacional de estudiantes de Historia, Charla Debate sobre la expropiación de YPF, Reuniones pro Encuentro Nacional de Mujeres, ECR, La Revuelta, el Centro, La Mella, Bayer. ¿Bayer?


Alguien llega a su casa después de un largo día, mojado porque ha llovido y agotado por haber soportado el trabajo y el viaje de regreso en  un transporte atiborrado de personas (para la publicidad, los que trabajan son generalmente hombres, ya lo sabemos). Entra y necesita algo. 

O bien una persona corre con las tareas domésticas y se agacha para levantar cosas del piso cientos de veces hasta que la cintura le reclama una pausa inmediata (para la publicidad las únicas personas que deben ser representadas haciendo esta labor somos nosotras, las mujeres). Pero ella sabe que tiene que seguir y para eso está esa cosa.

Una noche larga y con bebidas, un examen, una fiesta en la que se ha bailado mucho, o un picnic que terminó en tormenta con resfrío... todo puede ser usado para venderlo.

Es que si estás cansado o cansada, si te duele la espalda, los ovarios o tenes un poco de fiebre la solución está en tomarte una pastilla. Y eso no es todo! La cosa es llevada un poco más allá, si tomás una pastilla todos los días podés llegar a evitar un infarto o un accidente vascular que podrías eventualmente llegar a tener (y que obvio! debés temer) o podes rendir 24 horas, no descansar, no parar jamás... 

 


Pero ¿qué venden las grandes industrias farmacéuticas? 

Primero que todo venden una medicalización de la rutina, una imposición en el cotidiano (en la entrada de una facultad, en un kiosco, en la góndola final de un supermercado) del consumo de productos médicos (incluyendo placebos, obvio). 
Eso no es todo porque si la gramática fuera sólo la salud, no tendría tanto impacto.  También venden resistencia. Potencia. Aguante. La cultura donde el cuerpo es una máquina a la que hay que "darle lo que pide" para seguir, y seguir, y seguir. Hay que consumirlo todo, hasta el propio cuerpo. Venden eso condimentado con una buena cuota de estereotipos para hombres y mujeres, para jóvenes y viejos, sobre familia, diversión, trabajo.

¿Que pasaría si dejaramos en el piso las cosas cuando nos duele espantosamente la cintura? ¿Y si no elegimos seguir y seguir cuando nos duele la cabeza? ¿Y si no quisiéramos ir a trabajar el día que nos engripamos? ¿Y si es mentira que nos engripamos tanto como para tener una batería de pastillas siempre a mano? 

Atent@s porque es una pasta abominable de alienación productivista de autoexigencia y autoexplotación encapsulada en una firme capa de reproducción de los roles de género y de la ideología descompuesta de la sociedad de consumo. 


pajara

Ah, no sé porque, mientras escribía esto me dieron muchas ganas de escuchar este tema de Leo Masliah. Asociación libre. 




PD: La próxima entrega será sobre... shhhh es secreto!

20 ago. 2012

Pausa


doméstico, ca.

(Del lat. domestĭcusde domus, casa).

1. adj. Perteneciente o relativo a la casa u hogar.

2. adj. Dicho de un animal: Que se cría en la compañía del hombre, a diferencia del que se cría salvaje.

3. adj. Dicho de un criado: Que sirve en una casa. U. m. c. s.

4. m. Ciclista que, en un equipo, tiene la misión de ayudar al corredor principal.


Hoy simplifico mi entrada en este bloc pues debo ponerme al día con infinitas tareas domésticas!*


Y me pongo a limpiar con esto:



mitocondria.
* Desaforada previa para a la visita de pájara, boris, sullivan!

17 ago. 2012

Miedo

[micropost postales de la ciudad]
miedo.
(Del lat. metus).

1. m. Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.
2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

"Hoy estuve mirando detenidamente las manchas de la pared. Es una costumbre que viene de mi infancia. Primero imaginaba rostros, animales, objetos, a partir de esas manchas; luego, fabricaba miedos y hasta pánicos en relación con ella. De modo que ahora es bueno convertirse en cosas o caras y no sentir temor. Pero también me provoca un poco de nostalgia aquella edad lejana en que el máximo miedo era provocado por manchas fantasmales que uno mismo creaba. Los motivos adultos, o quizá las excusas adultas de los miedos que vienen después, no son fantasmales sino insoportablemente reales. Sin embargo, a veces le agregamos fantasmas de nuestra cosecha ¿no te parece? A propósito, ¿cómo andan tus fantasmas? (...)"
IntramurosPrimavera con una esquina rota - Mario Benedetti

12 ago. 2012

Teoría y Práctica




político, ca.

(Del lat. politĭcus, y este del gr. πολιτικός).

1. adj. Perteneciente o relativo a la doctrina política.

2. adj. Perteneciente o relativo a la actividad política. 

3. adj. Cortés, urbano.

4. adj. Cortés con frialdad y reserva, cuando se esperaba afecto.

5. adj. Dicho de una persona: Que interviene en las cosas del gobierno y negocios del Estado. U. t. c. s.

6. adj. Denota parentesco por afinidad. Padre político (suegro) Hermano político (cuñado) Hijo político (yerno)Hija política (nuera)

7. f. Arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.

8. f. Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.

9. f. Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo.

10. f. Cortesía y buen modo de portarse.

11. f. Arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado.

12. f. Orientaciones o directrices que rigen la actuación de una persona o entidad en un asunto o campo determinado.




Entro al aula.
La clase previa es de Historia, y mientras pretendo hablar de la belleza de la Teoría Atómica y las Uniones Químicas, los chicos -de 14 y 15 años- aún tienen en la mente fechas y personajes vistos en la hora anterior. Me detengo un rato ante el pizarrón que organiza en dos columnas, por un lado los actores de la sociedad capitalista, y por el otro, el desarrollo y las características de la Primera y Segunda Internacional. Les pregunto algunas cosas, qué entendieron, si les gustaba el tema, su opinión sobre el capitalismo... fue un lindo día.

El efecto de la foto borró un detalle importante que la profesora puso bien: los obreros NO poseen bienes!

6 ago. 2012

Mariano


Perpetua para Pedraza, 
para los que liberaron la zona y para toda la patota ferroviaria y sus cómplices.
El asesinato de Mariano es un asesinato contra toda la clase obrera, contra todo el pueblo. 


Su bandera de lucha por la transformación social vivirá siempre. 


5 ago. 2012

Transeúnte




zas.

1. onomat. U. para imitar el sonido que hace un golpe, o el golpe mismo. U. t. repetida.




Tengo un amigo que no tiene Facebook. Y un hermano también.
Todos los amigos imaginarios de mi mami
están en algo que se llama "Facebook"
No quieren y no quieren y no quieren. Y yo opino que, si bien se ahorran de perder el tiempo que se pierde paseando por la red, se pierden de otras muchas cosas que puede aportar el asunto.
En contra de los discursos tremendistas y conservadores, repletos de prejuicios y las amenazas sobre deformación de las relaciones y la comunicación, tiendo a creer que unx se comporta en esa red social, más o menos como se comporta en la vida con el resto del planeta. Exacerba o disimula, puede ser, algún que otro rasgo particular... pero unx sigue siendo quien es y sigue siendo lo que hace, así que -creo- no hay que temerle al asunto. De hecho, si bien se puede conocer gente nueva (en el término más superficial de la palabra), nos relacionamos finalmente a través de intereses comunes y las relaciones de la vida virtual siguen sustentadas en las relaciones de la vida real. 
Ya he hablado algo de redes en el post de Pinterest, y confesé que no es "relajado" mi paseo por la red de redes... me encuentro algo reticente, no chateo y no suelo tener por contacto a gente desconocida, interactúo poco y, a veces, lo siento algo invasivo. O dicho de otro modo, soy algo facebookpasiva.
 


Pese a esto, creo que una ventaja de este medio es la oportunidad de conocer otras cosas, además de su "instantaneabilidad" en cuanto a la presentación de hechos y noticias, y la siempre conveniente difusión de la agenda artística local. Ah, ese amigo que se niega al Facebook me pasó esta nota de la Revista Orsai: La conversación de dos amigos sobre las ventajas de las redes sociales para el "levantar minas".  Tiene un buen cierre y algunas partes del artículo me resultaron graciosas (pero no por eso, menos machistas). Tras la combinación de tecnología y sexismo, me vino a la mente esta imagen que encontré en la otra red, la de las fotos.

Volviendo a eso de conocer otras cosas -y limitándome al mundo musical- por ese medio descubrí a los fantásticos Pomplamoose que suenan y suenan y suenan en mi mp3 y que merecen ¡y tendrán! su propio post en este bloc. Hoy, simplemente y como quien hace un poquito más de lobbyporlascosasquemegustan, vengo a presentarles a Zaz.


Un sonido llamativo. Un contrabajo para curiosear. Algo de una voz a la que le cuesta llegar, pero no...

Zaz tiene al francés como color primario, pero lo mezcla a veces con el inglés, el italiano o el español, revelando siempre delicias. Vale la pena escucharla, por ejemplo, en esta preciosa versión de Piensa en mi.

Les dejo la primer canción que oí del primer video que vi.
Pero qué bien! Otra niña que vale la pena oir.






mitocondria.

2 ago. 2012

Cumpleaños infantil (2)

dulce.

(Del lat. dulcis).

1. adj. Que causa cierta sensación suave y agradable al paladar, como la miel, el azúcar, etc.




El jueves pasado hicimos una presentación del cumpleaños de Boris y  la idea era hacer dos post más, uno con comida, y otro con algunos comentarios más sobre la deco del lugar. Pero como me parece  muy largo, y la semana que viene quiero hablar del juicio en el que se juzgará el asesinato a nuestro compañero Mariano Ferreyra y sumar así a Papelera a la campaña que reclama carcel perpetua para Pedraza y castigo a todos los responsables, voy a hacer los dos post en uno (considérese esta nota el pedido de disculpas por la extensión). 



Comida primero, deco después

La idea fue hacer un té. Como el lugar que elegimos no tenía suficientes tazas (eramos 75 adultos) alquilamos teteras y juegos de tazas de té y café en una casa de alquiler de vajilla (y ya que estábamos sumamos unos manteles blancos preciosos). Debo decir que me sorprendí, porque pensaba que esas cosas eran caras, y no lo son en absoluto. Lo mejor en estos casos es preguntar!

Ya conté que las estrellas de la fiesta fueron unos Osos Pandas que hizo la tía María, y no sólo por la pinta que tenían, sino porque eran riquísimos. 

Pero hay que decir la verdad, dieron bastante trabajo, especialmente los ojos... que son el gran secreto y lo único que toma cierto tiempo hacer.


Se hacen así: 
Sobre una magdalena de chocolate no muy grande, se coloca el frosting (una crema de manteca que se usa casi-casi-siempre en mi torta preferida, la Carrot Cake). Hay que poner suficiente como para que cuando se lo presione contra azúcar o coco llegue a cubrir toda la magdalena tengas espacio para hundir los ojos y quede parejo. 

Luego queda hacer las caras, o sea insertar (de costado) un chip de chocolate para hacer la nariz, luego dos chips (con la punta hacia la magdalena) en el glaseado para iniciar en los ojos y dos más en la posición de las orejas. La receta original propone hacer los ojos con papel comestible y tinta del mismo tipo, y "dibujarlos".  Pero nosotras no conseguimos papel (al menos no fraccionado, y no queríamos comprar una plancha enorme, para unos 100 circulitos). Los hicimos con  Pasta Ballina cortada para la ocasión y unos chips de chocolate (compramos unos sueltos en  una dietética y los de Aguila que como son más pequeños servían de "pupila"). La boca y el detalle de la naríz se hicieron con grana marrón.  



Hay mil recetas de frosting de manteca, nosotras lo hicimos así:  1 taza de manteca a temperatura ambiente, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 taza y un poco más de azúcar impalpable y unas cucharaditas de leche para mejorar la consistencia. Todo batido con entusiasmo. 
Quedaron así.
Pero no estaban solos! Los acompañaron unos Búhos que también vienen de la blogósfera, y que son, realmente, muy fáciles de hacer (en pocas palabras: cobertura de chocolate, oreos, rockets).




Mitocondria. hizo cucharas de chocolate, un poco con la intención de decorar la mesa de la torta y para probar como eran después de haberlas visto en la vidriera del deseo A juzgar por el tiempo en que desaparecieron, creo que funcionaron como una gran tentación. 
Se hacen muy rápido y se explican solas ¿no?


El otro gran aporte de mitocondria. fue la Chocotorta (no quiero hablar de la mini bula pues hubo un post hace poco). 
Mientras la preparábamos pensábamos las 3 en voz alta que buena que tiene que ser una galletita para poder hacerla torta... Vivan las Chocolinas! 
Hay que destacar que la Chocotorta se puede hacer varios días antes del cumple y guardar en el frezzer. Nosotras la cortamos en cubos de unos 6 cm y la servimos en pirotines, con dulce de leche y unas estrellas de azúcar como decoración. 


Hay un poco de debate sobre qué servirle a las y los más chicos en un cumpleaños, especialmente si no se quiere intoxicarlos con papas fritas y salchichas.  Creo que se pueden pensar alternativas, pero como nuestro cumple tenía muy pocos peques, optamos por no diferenciar la comida de grandes y chicos. La única ventaja con la que contaron fueron los malvaviscos (que hizo la abuela Berta junto con unos merenguitos de los que no quedo ni foto!). 
Desde ese día que estoy buscando una oportunidad para probar la receta en casa. Cuando los haga, les cuento.


Todas estas cosas fueron la parte hecha en casa del cumple, porque a esto le sumamos un buen refuerzo de alfajorcitos de maizena, coquetísimos mini lemon pies, profiteroles, tartitas de coco y dulce de leche y cuadrados de streusel de manzanas hechos con maestría por una profesional; Charo Scarpinelli. Había algo salado, sí. Sandwiches de miga y los mejores chips del mundo (que oh-ca-sua-li-dad se hacen en la mejor panadería de la ciudad "El Mortero"). 

Ultimo capítulo: la torta.

¿Porque es motivo de preocupación la torta? ¿Porque mucha mucha gente pregunta quién va a hacer la torta? ¿Porque no somos inmunes a esas preguntas y a la tan conocida presión patriarcal que machaca sobre el (como) ser una buena madre? 
No lo sé pero debo admitir que no fui indiferente y me puso bastante nerviosa la torta. 
Para combatir inseguridades y disfrutar un poco anticipadamente el festejo, hice tortas "de prueba" que terminaron en tardes de juego, falsos cumpleaños, domingos con amigos y demás. Todas las que probé fueron del libro de Doña Petrona que era de mi abuela María. O sea todas tenían mil huevos, mucha manteca y mucho tiempo de preparación. Hice Bautismo para niño, Torta de cumpleaños de niño, Festejo para un niño y no sé que más... eso sí, todas de niño! Cuidando de las especies y el azúcar notaran la diferencia. En fin. 
Terminé con un simple pero muy adecuado bizcochuelo de Petrona (un poco guiado por la recreación que hace Narda de Petrona) relleno de un muy buen dulce de leche de Bavio, el Vacalín, más Nutela y una capa de pasta de maní. En la cobertura mantuvimos los colores del cumple, huyendo a las figuritas de porcelana! y destacando una palabra de todo el resto. Boris. 
Debo decir que no fue cierto eso de ¨nadie come la torta¨. 


pajara.

Nota: Queda pendiente hasta nuevo aviso el post de Deco. Pero vendrá.